Piedad popular


Piedad popular

Procesión de la imagen de la Virgen de Covadonga por Madrid

En la soledad de nuestras calles y del alma, hemos llegado a sentirnos asfixiados y abandonados suplicando a Dios que terminase con la pandemia del coronavirus. Confinados en casa sin poder salir vimos al papa Francisco a través de los medios de comunicación elevar la oración de súplica al Cristo crucificado de la iglesia de San Marcello y a la imagen de la Virgen Salus Populi Romani en la Plaza San Pedro del Vaticano totalmente vacía. Las palabras dichas por nuestro papa coincidían con el sentir popular: “Ante la soledad de nuestras calles y ciudades nos encontramos asustados y perdidos”. Así también dijo: “La oración es nuestra arma vencedora” (marzo de 2020). Pero hasta la oración se transformó en súplica desesperanzada al observar que día tras día aumentaban las muertes por coronavirus.

 

Deseando asistir a la misa para recibir la sagrada comunión, transcurrió un largo tiempo sin poder vivir la celebración eucarística en forma presencial. En la semana santa no fue posible expresar nuestra fe por medio de las procesiones que es la forma de culto para exteriorizar las esperanzas y las alegrías del pueblo católico.

Hoy día cuando han transcurrido más de dos años, con alegría y entusiasmo hemos expresado como pueblo católico nuestro sentir. A través de la piedad popular hemos tomado conciencia de la fuerza evangelizadora que posee la participación masiva de la feligresía en esta forma de culto comunitario en procesión, en esta ocasión con la imagen de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora de Covadonga, con motivo de su festividad, que se celebra cada 8 de septiembre. Así que, en Madrid recientemente, el sábado 10 de septiembre, se llevó a cabo la procesión con la imagen de la Virgen de Covadonga por las calles colindantes a la parroquia. Nuestro espíritu ha sido oxigenado al poder expresar así a Dios.

Procesión de la imagen de Nuestra Señora de Covadonga por la calle de Alcalá, el sábado 10 de septiembre de 2022

Salida de la parroquia, comienzo de la procesión

(ver más fotos de la procesión)

 

En su primera exhortación apostólica Evangelii gaudium el papa Francisco dice sobre la evangelización: “La piedad popular es una manera legítima de vivir la fe, un modo de sentirse parte de la Iglesia y una forma de ser misioneros”.

Noemi Figueredo.
Laica católica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *